Efenergy

644 681 803efenergy@efenergy.es
efenergy-logo.png

FRIGORÍFICO BAJO ENCIMERA 1 PUERTA 85x56cm F BLANCO

EMR85Z1

  • Frigorífico bajo encimera 1 puerta
  • Blanco
  • Clase energética F
  • Clase climática N-ST
  • Control mecánico con mandos en el interior
  • Cajón congelador interior
  • Iluminación interior
  • Puerta reversible
  • Capacidad refrigerador de 97 litros
  • Capacidad congelador de 16 litros
  • Consumo anual de 175 kWh/año
  • Potencia sonora de 39 dB

ALTO 84.5CM
ANCHO 55.3CM
FONDO 57.4CM

Solicitar información

Si quieres información sobre este producto, envíanos un mensaje y nos pondremos en contacto con usted a la mayor brevedad posible.

    He leído y acepto las políticas de privacidad

    255,00 

    Compartir

    Descripción

    Los frigoríficos bajo encimera son la solución idónea si tienes problemas de espacio o buscas un electrodoméstico práctico y de pequeñas dimensiones para mantener tus productos frescos, ya sea en pequeño rincón de casa o en la oficina. Además, dispones de hasta 97 litros de refrigerador divididos en 6 compartimentos y 16 litros de congelador para que puedas organizar los productos como desees.

    El interior de este refrigerador cuenta con iluminación interior, con control mecánico con mandos en el interior, donde podrás seleccionar el nivel de frío y por si fuera poco cuenta con 3 estantes en la puerta para almacenar bebidas, algo práctico y cómodo si deseas ahorrar espacio y tener la bebida siempre fresca.

    Podrás almacenar alimentos frescos durante más tiempo gracias al congelador integrado dentro de este refrigerador, asegura un espacio independiente con las máximas prestaciones, para que no te falte nada.

    Este cajón está diseñado para ofrecer un espacio donde guardar la fruta, verdura, o aquellos alimentos que queremos mantener separados del resto. Además, es muy fácil de limpiar ya que se puede extraer fácilmente para que puedas acceder cómodamente tanto el interior del cajón como la parte trasera del interior del frigorífico.

    Si la apertura de la puerta de fábrica no te convence puedes cambiar el sentido de la puerta para que abra al lado contrario, esto supone una gran comodidad para que se pueda abrir a izquierda o derecha una vez que lo coloques en su lugar definitivo.